The Legend of Legacy: algo nuevo, algo clásico

The Legend of Legacy constituye uno de los últimos RPG añadidos al catálogo de Nintendo 3DS. Se trata de una aventura de corte clásico que depara alguna sorpresa a sus jugadores con mecánicas de juego poco convencionales.

2950814-trailer_thelegendoflegacy_full_20151013

 

De la mano de la desarrolladora FurYu y con Atlus como editora, nuestras portátiles reciben un JRPG que apuesta por aunar los conceptos más clásicos del género con algunos cambios que dotan a The Legend of Legacy de un carácter e identidad propios.

Resulta innegable que el juego recuerda a algunos títulos que han quedado en el imaginario colectivo gamer y ello se debe al hecho de que entre el equipo que ha creado The Legend of Legacy se encuentran algunos pesos pesados de la industria. El diseño corre a cargo de Kyoji Koizumi, célebre por la serie SaGa aunque no fue el único con un curriculum ampliamente conocido, ya que también formaron parte del staff Masahi Hamauzu, compositor en Final Fantasy XIII, Masataka Matsuura quien fuera miembro de Level-5 o el escritor Masato Kato, responsable de las historia de los más que célebres y aplaudidos Chrono Trigger y Chrono Cross. Con semejante plantel, cabe esperar algo que dificilmente deje a nadie indiferente.

Avalon, todo un mundo por explorar

La trama de The Legend of Legacy gira en torno a la misteriosa isla de Avalon, emergida de las profundidades del mar pocos años atrás y en la que se esconden no pocos misterios y secretos. Como uno de los siete personajes disponibles, contamos con nuestras propias razones para responder a la llamada: mientras algunos lo hacen como un deber a la orden a que pertenecen, otros buscan fortuna o conocimiento.

2

Pero no estaremos sólos. Una vez seleccionado nuestro protagonista, el juego forma un grupo de aventureros que complementen sus características por lo que desde un principio contaremos con un equipo equilibrado que nos brinde las máximas oportunidades de éxito. A medida que avancemos por los terrenos inexplorados de Avalon, los personajes van volviéndose más versátiles y nuevos guerreros se unirán a nuestras filas si les encontramos en el único asentamiento de Avalon: la ciudad de Initiun.

Nuestra tarea consiste en recorrer las distintas localizaciones disponibles en la isla y reportar nuestros descubrimientos al Rey de Avalon. Poco a poco iremos descubriendo cuál es el origen del alzamiento de la ínsula y la existencia de una poderosa magia elemental que resultará vital que nuestros guerreros dominen, tanto para mejorar su efectividad en combate como para ir desvelando el misterio que encarna el leit motiv de The Legend of Legacy.

Hasta este punto, todo parece normal pero tras los primeros minutos de juego, la esencia de The Legend of Legacy se muestra al jugador. Lejos de responder al más que habitual sistema de niveles y puntos de experiencia, encontramos un planteamiento de evolución y personalización de personajes que recuerda en cierta medida al visto en Final Fantasy II y que se basa en el empleo de equipo y habilidades para aprender nuevas técnicas y de la mejora que conlleva la práctica. De este modo, cuanto más uso hagamos de un tipo de arma o ataque, podremos descubrir nuevas técnicas que son aprendidas o “despertadas“. Por su parte, cuanto más utilicemos una de estas opciones, más podrán mejorar sus valores de ataque, defensa y soporte lo que las harán más útiles y efectivas en combate al aumentar el daño provocado, por ejemplo.

WVW69iio3mwlezdIz_

Lo mismo puede aplicarse a la magia. Necesitaremos unas esquirlas elementales que nos permitan pactar con los espíritus elementales que moran en la isla de Avalon. Éste es un requisito indispensable para poder hacer uso de encantamientos en The Legend of Legacy puesto que sólo un bando puede contar con el favor de cada elemento y debemos estar atentos a cualquier cambio a este respecto, vigilando la pantalla táctil de nuestra consola o nos encontraremos fallando inexorablemente y habiendo perdido un turno. Por lo demás, los ataques mágicos se aprenden y evolucionan de manera idéntica a como lo hacen las habilidades físicas

Este factor, que no responde a subidas de nivel al uso, premia la constancia del jugador en lo relativo a afrontar tantos combates como sea posible. Éstos no resultan aleatorios sino que, como ocurriera en Dragon Quest IX, en todo momento veremos en el mapa una representación de los enemigos en la zona; aunque no podremos determinar con exactitud de qué enemigos concretos se trata ni de su número. En caso de que preveamos que nuestro equipo no es suficientemente fuerte para superar el reto, contamos con la opción de abandonar el combate: esto nos devolverá a la entrada de la zona. En caso de que alguno de los aventureros caiga en combate, al finalizar éste volverán a la vida automáticamente, pero con una penalización temporal al máximo de puntos de vida hasta que pasen una noche de descanso en la posada de Initium… ¿Que esto debe hacer excesivamente fácil superar los desafíos de The Legend of Legacy? Nada más lejos de la realidad: su nivel de dificultad hace de los combates algo que no debe tomarse a la ligera.

 Economía y supervivencia

Otro aspecto que caracteriza a The Legend of Legacy es, ni más ni menos, la escasez de recursos. Olvidaos de farmear dinero masacrando a los debiluchos monstruos de una zona superada: las batallas rara vez otorgan una cantidad sustancial de dinero. En Avalon sólo hay un verdadero modo de medrar: vender en el mercado las piezas de equipo que no utilicemos, los objetos que encontremos en nuestros vagabundeos y, especialmente, los mapas de los territorios explorados. Conforme avanzamos por una localización, y de manera similar a otros títulos clásicos lanzados para una portátil de Nintendo como es el caso de Final Fantasy III y IV, los mapas de cada zona se van completando de manera automática según la atravesamos. Cuando una región ha sido cartografiada al 100%, podemos obtener un buen precio por su venta en el mercado y otros exploradores pueden lanzarse a explorar esas tierras, lo que nos puede deparar ganancias adicionales.

Una vez que una región ha sido explorada y su mapa vendido, cabe la posibilidad de que, en sucesivas visitas a la zona, encontremos a otros habitantes de la isla. Si hablamos con ellos, en algunos casos, nos obsequiarán con nuevas alternativas para el combate denominadas stances, que potencian otras características como disminuir la velocidad para aumentar el ataque, mejorar de las capacidades curativas, etc.

Otra alternativa disponible para mejorar nuestro equipo y recursos es hacer uso del puerto de Initium para que, por medio de una pequeña contribución, una expedición nos traiga materiales desde tierras lejanas. En función en la embarcación elegida, se nos requerirá un cierto dinero y deberemos esperar un número de horas hasta que regrese a puerto; por suerte The Legend of Legacy cuenta con funcionalidad StreetPass para  disminuir este tiempo de espera si nos cruzamos con otros usuarios del juego con el añadido de recibir algún objeto extra con el retorno del navío.

Una experiencia para los sentidos

The Legend of Legacy nos llega a los jugadores españoles en completo inglés. Esto puede suponer, de partida, un aspecto negativo para un buen número de jugadores portenciales; no obstante, la trama del juego resulta muy sencilla de seguir gracias a un uso sencillo de la lengua de Shakespeare y al depender de un bajo volumen de texto en comparación con otros títulos del género. Lo mismo puede decirse para la explicación de habilidades y hechizos, quedando bastante claro incluso para los menos duchos en este idioma cuál es el efecto y si se aplica a enemigos o aliados individual o colectivamente.

Por supuesto, al contar con Masato Kato en el equipo, sería esperable encontrar un guión mucho más épico y detallado pero en el caso de este título, las razones para lanzarse a la exploración de Avalon resultan secundarias frente al reto de completar la aventura en sí. Los protagonistas de la historia: Meurs, Filmia, Bianca, Liber, Garnet, Eloise y Owen cuentan cada uno con sus motivos para responder a la petición del Rey de la isla y el propio misterio, aunque interesante y relacionado con nuestro avance son apenas una excusa para expeimentar con un sistema que nos permite casi total libertad a la hora de configurar tanto las formaciones de combate como a los propios luchadores.

4

A pesar de que el argumento no es el punto más fuerte del juego, The Legend of Legacy destaca por otras razones como su apartado sonoro, presentando unas melodías acordes con el desarrollo de la historia y los diferentes emplazamientos que conforman la isla de Avalon, encontrándose a la altura de cualquier otra alternativa dentro del catálogo. Los efectos de sonido resultan correctos y se coordinan extraordinariamente con la acción en todo momento como en el caso de los ataques, los gritos de agonía que lanzan enemigos como los Archwing al ser derrotados y las líneas de texto dobladas que encontramos al entrar en un territorio inexplorado puesto que la voz imprime el énfasis necesario para hacer notar al jugador cuál es el ambiente de esa parte del mundo y que la trama avanza.

El apartado gráfico y visual es, por otra parte, uno de sus principales atractivos. Con un diseño de personajes que cautiva al jugador y un concepto y puesta en escena del mundo que sorprende a cada paso. La colorida isla de Avalon parece cobrar vida conforme nos movemos por ella al aparecer, con un cierto efecto pop-up en la línea de juegos como Tengami, no se puede negar que integra de manera ingeniosa la existencia de espíritus elementales (bajo la forma de brillos de color) y permiten un avance fluido por la zona. En lo relativo a los combates estos son, en general, fluidos a pesar de que en alguna ocasión pueda apreciarse alguna bajada de frames puntual y generalmente relacionada con un importante número de enemigos involucrados y el lanzamiento de hechizos, probablemente por involucrar una mayor exigencia gráfica.

Los personajes no se quedan atrás, con conceptos de arte muy llamativos y correctamente trasladados al propio juego. Se respeta un look super deformed característico del género, especialmente en series y títulos de anteriores generaciones. Ello ayuda a dar a The Legend of Legacy ese toque clásico que contrasta con sus aspectos más innovadores.

La interacción es poder

The Legend of Legacy cuenta con una comunidad en Miiverse, por medio de la cual los jugadores pueden intercambiar información o hacer preguntas concretas si encuentran algún punto muerto durante su búsqueda. Además, desde la Nintendo eShop, es posible descargar una demo del juego para conocer de primera mano el inicio de la historia y a los personajes que conforman el elenco de aventureros.

En conclusión

The Legend of Legacy aporta una cierta innovación en un género en el que, en general, puede decirse que está todo inventado. Combina de una manera notable elementos clásicos que harán sentirse cómodos a los aficionados al RPG más tradicional con sistemas de juego que exigen del jugador un ritmo de juego diferente al habitual. Resulta un título muy recomendable a rasgos generales, pero aquellos que busquen probar algo que se sale de los estándares tradicionales harían bien en darle una oportunidad, teniendo siempre presente que el idioma del juego no es el castellano (aunque las líneas de texto son fácilmente entendibles) y que en este caso concreto, la trama ocupa un discreto segundo plano: el contexto épico no lo aportan aquí una titánica tarea o unos ingeniosos giros argumentales, sino la propia experiencia del combate y ver evolucionar a los personajes que acompañamos a lo largo y ancho de la isla de Avalon.

2 pensamientos en “The Legend of Legacy: algo nuevo, algo clásico

Deja un comentario