A todo gas alrededor del mundo con 3D Super Hang-On

Tras una espera que se ha eternizado para los incondicionales de la compañía, ya están disponibles en la Nintendo eShop europea los primeros títulos de la serie SEGA 3D Classics. 3D Super Hang-on es el título que da el pistoletazo de salida a esta colección de clásicos de la época de los 16-bits.

super-hang-on-3d

Super Hang-On fue para muchos uno de los primeros videojuegos de su colección o al menos en lo referente a Mega Drive al formar parte de la compilación Mega Games 1. Se trataba de la adaptación a consola doméstica de un éxito arcade que nos colocaba a los mandos de una motocicleta de gran cilindrada en una contínua carrera contrarreloj. El juego con el que tantos de nosotros crecimos vuelve a estar a nuestro alcance hoy en una interesante revisión en 3D para la portátil de Nintendo.

A finales de los años 80, SEGA lanzó al mercado Super Hang-On, un arcade de conducción de motocicletas de gran cilindrada continuación directa del Hang-On original. La máquina, recordada por muchos gracias a su característico mueble con una réplica de motocicleta donde el jugador se colocaba para la partida, es una de esas joyas de los salones recreativos y se vió adaptada en la medida de lo posible a distintos sistemas de entretenimiento doméstico. El juego nos plantea el reto de superar cuatro circuitos a contra-reloj a lo largo del mundo: África, Asia, América y Europa cada uno de mayor extensión y dificultad que los anteriores.

3D Super Hang-On apunta directamente a la nostalgia del gamer medio mientras que al resto le tienta con sus incontestables referencias. La versión a la que podemos echar el guante gracias a la Nintendo eShop cuenta con un amplio listado de opciones que permiten configurar distintos aspectos del juego a nuestro gusto como la dificultad, el tamaño de la pantalla o el modelo de recreativa entre otros y que suplen determinadas carencias del título.

0DPCnLiJwYCzM6wlFrAqXW5QFqlTmtBC

Un Gran Premio a tu medida

3D Super Hang-On es, como ya se ha mencionado, un videojuego completamente configurable. Desde su aspecto visual, incluyendo el tamaño de la pantalla y el formato de máquina recreativa hasta los más nimios aspectos del aparato sonoro, ecualizadores mediante, podemos trastearlo absolutamente todo.

En especial, el nivel de dificultad, los bonus de tiempo y el movimiento de la pantalla al girar son tres aspectos que agradecen esta posibilidad ya que hacen al título mucho más accesible para todo tipo de jugadores, pudiendo no sólo evitar la frustración de morder el polvo por un par de segundos sino la incomodidad derivada de simular el movimiento de la pantalla en el arcade original sobre todo de tener activado el 3D.

Por lo demás, el juego responde de maravilla tanto al manejo con el pad analógico, la cruceta de control y hasta el sensor de giro, aunque no resulta tan sencillo a partir de la pantalla táctil. El movimiento es fluido y el 3D, sin resultar espectacular, se aprecia bastante, sin molestar durante la partida aunque lo tengamos al máximo …siempre que anulemos el giro de pantalla al tomar las curvas, donde la imagen se distorsiona un poco por el propio efecto de inclinación de la imagen. Nada importante, pero sí poco estético.

s13_thumb

 Compitiendo en los cinco continentes

Una vez completados en cualquier nivel de dificultad los cuatro circuitos originales de 3D Super Hang-On, lo que atestiguarán una serie de trofeos que podremos ver en la pantalla táctil, se desbloqueará un nuevo modo de juego que no es ni más ni menos que una competición mundial consistente en superar esos cuatro circuitos uno tras otro. Los circuitos son los mismos y no hay ningún tipo de forma de competición o ránking a través de la Nintendo Network, no os hgáis ilusiones, pero sí que resulta un reto interesante el superar las 48 etapas de que consta este recorrido.

A pesar de todo, tanto en el modo desbloqueable como en los circuitos originales de 3D Super Hang-On podemos seleccionar la etapa o meta intermedia desde la que comenzar. El requisito para poder hacer esta pequeña trampa es haber alcanzado previamente dicho checkpoint y se convertirá en otro gran aliado a la hora de completar el juego en cualquier modo de dificultad.

La gran ausencia

Hay un aspecto que echo de menos en 3D Super Hang-On respecto al título original para Mega Drive y que he de reconocer que era la principal razón por la que esperaba con ansia esta versión: el modo original. Este modo de juego, incluido en el cartucho para las consolas domésticas resultaba mucho más profundo que el modo arcade tanto en la mecánica de juego como en la duración del mismo.

En el modo original de Super Hang-On nuestra meta era vencer a un oponente concreto quedando en mejor posición que él (o ella) con el único requisito de dañar la moto lo menos posible, aunque siempre podríamos mejorar sus características a golpe de talonario, contratando a mejores mecánicos o comprando mejores piezas. Si nos lo montábamos bien, subiríamos de categoría y de rival De alguna forma siempre me recordó al modo mánager de Speedball 2: Brutal Deluxe, otro gran título que disfruté en su día en Mega Drive.

 ¿Sólo para nostálgicos?

Podría pensarse que 3D Super Hang-On tan sólo tendrá interés para los jugadores de su versión para SEGA Mega Drive y otras consolas domésticas de la época apelando a la nostalgia, pero eso sería caer en un reduccionismo que poca justicia le haría al juego. Nos encontramos ante una versión del arcade original adaptada a las características de Nintendo 3DS y hay que reconocer que es un trabajo bien hecho.

Si no reducimos al mínimo su dificultad y aumentamos el tiempo de bonificación obtenido al alcanzar las metas intermedias, 3D Super Hang-On continúa siendo todo un reto y, dado que podemos complicarnos la partida cuanto queramos, incluso los jugadores más hábiles podrán paladear el sabor de la derrota en la pista en más de una ocasión. Contra lo que no puede hacerse nada es en cuanto a su duración, puesto que el circuito mundial con sus 48 etapas puede completarse en alrededor de 30 minutos. Esto, que podría argumentarse como uno de los aspectos más negativos del juego nos asegura, por otro lado, partidas rápidas y cargadas de adrenalina lo cual tampoco está nada mal.

En definitiva, 3D Super Hang-On ofrece justo lo que promete: la conversión de un arcade clásico adaptado a la pantalla estereoscópica de Nintendo 3DS, lo que se traduce en diversión asegurada con un apartado gráfico renovado para la ocasión (aunque respete estrictamente al original) y unas melodías ideales como acompañamiento mientras ponemos nuestra motocicleta a 324 Km/h. Personalmente, a pesar de que considero que habría ganado mucho con la inclusión del modo original de las versiones domésticas, me parece un título muy recomendable si no olvidamos a qué estamos jugando.

Un pensamiento en “A todo gas alrededor del mundo con 3D Super Hang-On

  1. Pingback: Retro City Rampage DX: mundo abierto de bolsillo - Juegonautas.com

Deja un comentario