Que Telltale haga lo que quiera, pero que no lo llamen matrimonio

Los expertos de Twitter en materia de videojuegos (básicamente todo el que lleve con la cuenta abierta más de un mes) coinciden en asegurar que los VGX, nombre con el que se ha rebautizado a los Video Game Awards este año, han sido todo un fiasco. Pero nos han dejado algún que otro tema interesante, de esos de los de dar golpes sobre la mesa y poner hashtags sarcásticos. El premio se lo lleva Telltale, amada y odiada a partes iguales, con sus futuras incursiones en game of thrones y borderlands.

thrones

El problema mayor no parece estar, sin embargo, en que Telltale tenga una chistera mágica de la que salen juegos episódicos como si de palomas se tratase. El problema se encuentra, para muchos, en cómo etiquetar a sus creaciones. Aventuras, puede… ¿pero gráficas? ¡Jamás!, claman a voz en grito los caballeros de brillante armadura, puntero en ristre y clic en astillero.

Que Telltale haga lo que quiera, pero que no lo llamen matrimonio. Es poco menos que lo que les falta decir a quienes se indignan y lanzan veneno contra la compañía por el daño que está haciendo, supuestamente, al género de la aventura gráfica. Cada dos por tres nos encontramos en webs de renombre listas exhaustivas, meritorias sin duda por la veteranía que se entrevé tras ellas, en las que se enumeran las características que debe tener un título para entrar en tan selecto club. Algunos alzan el puño sin tapujos frente a Telltale, otros lo hacen de manera más sutil, aunque todos tienen un denominador común: un pensamiento inmovilista abocado, inevitablemente, al fracaso.

Parece mentira que, a estas alturas, cuando tanto nos jactamos de la madurez del mundo del videojuego, no nos demos cuenta de que una de las características precisas de dicha madurez es que los compartimentos dejan de ser estancos. Las fronteras se abren por sí mismas, los géneros comienzan a olisquearse unos a otros y a parir híbridos por doquier. No hay más que mirar a cualquier otro arte, o producto de ocio si preferimos esquivar ese siempre incómodo término, para darnos cuenta de ello. Hace ya bastantes años que el cine dejó por imposible el establecer una clasificación genérica inamovible, y hoy en día se etiqueta a las obras dentro de uno de ellos de manera laxa, con plena consciencia de que no es más que un reclamo comercial; una forma de decir al público, de un vistazo, qué es lo que va a encontrar y por qué debería elegir una película frente a otra.

The-walking-dead-choices

Que necesitamos las etiquetas es algo indiscutible. Que los géneros avanzan, se desarrollan y se bifurcan debería serlo también. Quienes rugen ante el hecho de que se llame “aventuras gráficas” a lo que Telltale crea insisten en denominarlas ficciones interactivas… como si no fuera ése el término más ambiguo y amplio que existe. A riesgo de seguir cabreando a los puristas, y sin negar el valor de todas las obras tradicionalmente encuadradas dentro de ese otro cajón, cualquier videojuego desarrolla una obra ficcional y exige nuestra participación en mayor o menor medida. La mecánica de esa participación es lo que dio origen a los géneros, lo sabemos; y con ese criterio podemos rastrear todas esas características supuestamente inherentes a las aventuras gráficas, inseparables para algunos. Pero, pese a quien pese, los géneros se emancipan pronto de esas estructuras tempranas. Se reescriben, se reinventan, como seres vivos que son.

De todas maneras, el miedo a que Telltale y sus replicantes fagociten a las aventuras gráficas “de verdad” sigue sin tener demasiado sentido en los tiempos en que estamos viviendo, en los que el retro resurge con fuerza y el indie se esfuerza por mostrar esa simbiosis entre innovación y homenaje al pasado. Seguirán produciéndose juegos que adapten las mecánicas clásicas, con sus guiños y referentes para que los veteranos suspiren, y para que los jóvenes se enteren bien de que “cualquier tiempo pasado fue mejor”. Pero nada impedirá que la vida se abra camino, que diría Allan Grant. Y que las aventuras gráficas en su amplia extensión dejen de ser “clásicas” y abracen otros tiempos, otras historias, otros engranajes.

 

 

17 pensamientos en “Que Telltale haga lo que quiera, pero que no lo llamen matrimonio

  1. Yo no creo que los elige tu propia derivación de una licencia famosa de Telltale hagan daño a la aventura como tal, sería como si alguien dijese que los mimos hacían daño al cine mudo, no tienen nada que ver por más que haya gente no versada que los confunda.

    Quizás sí estén sirviendo para mostrar un desconocimiento profundo de la aventura gráfica de buena parte de la prensa del videojuego y para tirar a la basura un montón de tiempo de los aficionados a las aventuras gráficas y los que llevamos webs especializadas en el género, por esa etiquetación errónea sistemática (tanto con los elige tu propia aventura como con los juegos de puzles).

    Si tratamos a la aventura gráfica como género del videojuego, asimilarlo a géneros literarios o cinematográficos no es fácil. Aventura gráfica no se refiere a ninguna temática, sino a una jugabilidad. Una jugabilidad fundamentada en el puzle, un puzle que forma parte de la narración y que implica en su resolución el pensamiento lateral del jugador. La jugabilidad de una aventura gráfica, los juegos que hacía antiguamente Telltale, y la de sus nuevos títulos son antinómicas, estos últimos no narran mediante el puzle, el jugador no requiere de ingenio para explorar la historia; utilizan mecanismos muy diferentes. La aventura gráfica todavía está en pañales, queda todo por contar, puede y debe evolucionar más allá de las convenciones del primer lustro de los noventa, pero siempre manteniendo lo que la constituye, su jugabilidad, que va de la mano de una manera de contar las historias, no asociada a un sota, caballo, rey de tiempos pretéritos.

    Lo que me llama la atención es la necesidad de etiquetar a juegos que no tienen nada que ver con el género como aventuras gráficas, como si esa catalogación le otorgase a alguna obra una trascendencia o estatus elevado, anda que no hay aventuras gráficas que son un auténtico pestiño. Decir que algo no es una aventura gráfica, no es un desprecio, y decir que sí lo es, no es un elogio (de hecho creo que es de los géneros con más obras intrascendentes y juegos mal diseñados).

    VA:R_U [1.9.22_1171]
    Karma +3 (3 votos)
  2. Detallito, es Alan Grant, con una l. Nada, una tontería.

    Dicho eso, sin entrar a valorar el fondo de lo que se discute, que servidor ha tocado aventuras gráficas pero con dificultad asume la armadura caballeresca que se menciona al comienzo, valorar, ahora sí, la valentía de defender la postura de Telltale, y su bifurcación en el camino clásico.

    VA:R_U [1.9.22_1171]
    Karma 0 (0 votos)
  3. Me encantan las “aventuras” de Telltale games, la de Walking Dead la estoy disfrutando como un enano, sin embargo sí que me crea confusión que se les llame aventuras gráficas.

    Al menos los que yo he jugado hasta ahora (Monkey Island, Regreso al futuro, y Walking Dead) me parece juegos demasiado fáciles como para compararlos con las aventuras gráficas tradicionales, y por eso no me parece que deban incluirse en el género.

    Estas aventuras de Telltale son narrativamente hablando maravillosas por eso me encantan, pero jugablemente tienen muchas limitaciones y con mecánicas demasiados simples incluso comparándolas con Aventuras Gráficas de hace más de 20 años. Por eso creo que son otro género, no sé cual, y ni si quiera me voy a pelear por ello (otra vez XD) pero no son las aventuras gráficas que yo he jugado siempre.

    VN:R_U [1.9.22_1171]
    Karma 0 (0 votos)
    • No hay ninguna duda de que Tales of Monkey Island (supongo que te refieres a esta) sea una aventura gráfica, las aventuras no tienen que ser dificilísimas por definición. A ToMI la tengo bastante lejana en el tiempo, me parece que el diseño es bastante mejor que lo que se acostumbra en el género, no tiene la brillantez de las partes legítimas, pero es una aventura digna. Back to the Future también pretende ser una aventura gráfica, pero una aventura para el mismo público que la película, incluidos aquellos que detestan usar su pensamiento lateral. La consecuencia es que el diseño es una castaña, hay cuatro puntos calientes y unos puzles guiados que dejan escaso margen para la creatividad. Si pretendían que su futuro se basase en aventuras cochambrosas de licencias famosas al estilo BTTF, me alegro de que se estén dedicando a los elige tu propia aventura (tengan la calidad que tengan). Y si cada cierto tiempo, cuando ya no les cierre la caja fuerte por tanto billete, aprovechan el talento que tienen en plantilla para sacar alguna aventura gráfica, eso que ganamos; si además dijesen claramente que lo que ellos hacen ahora no son aventuras gráficas…

      VA:R_U [1.9.22_1171]
      Karma +1 (1 votos)
  4. Ah! Y parte de lo que realmente me gusta de las aventuras de Telltale es que son capaces de hacer guiones muy buenos y originales basados en historias ya existentes, con lo que si te gusta el universo de alguna historia tienes horas y horas por delante por disfrutar. Por eso la idea de que hagan un juego de Juego de Tronos donde parece ser que el guión va a estar completamente basado en la serie/libro me parece una cagada :), para jugar la misma historia que ya conozco no me gasto el dinero!

    VN:R_U [1.9.22_1171]
    Karma +1 (1 votos)
  5. Para mi Walking Dead no es una aventura gráfica, creo que al igual que Fahrenheit encaja más en el género de película interactiva. Ambos me gustaron, y tampoco soy muy fan de las aventuras gráficas, así que no lo digo por desprestigiar.

    VA:R_U [1.9.22_1171]
    Karma 0 (0 votos)
  6. Pingback: Que Telltale haga lo que quiera, pero que no lo llamen matrimonio

  7. Genial artículo, Scully. Trasciende el debate de Telltale y se extiende a todos los géneros híbridos y experimentos jugables que estamos viendo hoy en día. Mientras leía la parte central, también empecé a pensar en Parque Jurásico xD

    VN:R_U [1.9.22_1171]
    Karma 0 (0 votos)
  8. Me ha cabreado infinito este artículo. Porque parece que se alude a aventuraycia. a mí o parte del equipo, escondiendo la mano. Porque se usa el “que no lo llamen matrimonio”, que yo lo hice de forma IRÓNICA y que usarlo en este contexto me parece, directamente, una afrenta. Y porque está hecho con mal gusto, hombres de paja, ad hominems y una mala leche que se merece una respuesta similar.

    Pero no voy a hacerlo. Porque tengo una cena de empresa y debo plancharme el traje. Pero ay Mariela mañana, con la resaca. Prepárate.

    VA:R_U [1.9.22_1171]
    Karma -1 (1 votos)
    • Carlos, esto es una conspiración del universo que nos ha unido kármicamente. O un mago también xD.

      Te aseguro que no he leído tu artículo o allí donde hayas puesto esa frase, pero no puedo negar que me divierte mucho (y no lo digo en ningún mal sentido ni peyorativamente, en serio) que hayamos coincidido en la expresión. Si quieres que te sea sincera, mi inspiración para el titular (que me pareció maravillosa, jo, ahora veo que no era tan original xD) fue un tuit que vi hace mil, cuando empezó la coña de este estilo, que decía “Que Ana Botella se presente a alcaldesa otra vez si quiere, pero que no lo llamen matrimonio”. Y de ahí la broma, que he usado infinitas veces en la intimidad en otros contextos (como Aznar con el catalán, para seguir en la misma familia).

      En modo alguno he pretendido señalar a ninguna página para insultarla. Puedes pinchar ahí en mi nombre y leer el resto de artículos de opinión que he escrito y verás que no es mi estilo, ni tampoco el de Juegonautas. Aquí no comulgamos con eso. La tendencia a la que me refiero de “adalides de la aventura gráfica” es algo que he leído en mil y una webs. Y no es por ir de snob con lo que voy a decir, pero sigo muchas más páginas en inglés que en español; y aunque efectivamente sigo Aventura y Cía, ni lo he visto ahí ni le vería ningún interés a atacarla. Si me pagaran por atacaros, pues mira… pero no. Y si así fuera, tengo un bokken en casa, que es más efectivo.

      Así que, por favor, no vayas con ese cabreo a la cena de empresa. Que no me quiero sentir responsable de que te siente mal y te salga una úlcera. Mi intención con la opinión era generar debate, cosa que se ha conseguido y que me gusta mucho. Y me encanta ver que hay opiniones muy diferentes y sobre todo que haya aparecido gente como tú, que sabe una barbaridad del tema y desde luego puede aportar una calidad increíble al debate. Mejor que comentarios de “hoygan dnd puedo jugar a monki ailan grasias” xDD, desde luego.

      Paz y amor y punteros y 2D :D.

      VN:R_U [1.9.22_1171]
      Karma +1 (1 votos)
  9. Pingback: George Stobbart, retrocompatibilidad y El Campeón del Videojuego. All Your Blog Are Belong To Us (CCXXVIII) | Games

  10. Pingback: George Stobbart, retrocompatibilidad y El Campeón del Videojuego. All Your Blog Are Belong To Us (CCXXVIII) | Misiongeek

  11. Pingback: George Stobbart, retrocompatibilidad y El Campeón del Videojuego. All Your Blog Are Belong To Us (CCXXVIII) - TechNoticias

  12. Mientras las aventuras interactivas, gráficas, o como le quieran llamar no adpoten un modelo free to play y/o microtransaccional, creo que el género no corre peligro alguno XD.
    Creo que hay gente a la que le gusta imaginarse todo un complot conspirativo en contra suyo y de sus gustos y se cierran a disfrutar cosas que están realmente buenas, como por ejemplo estos juegos de Telltale, que me importa 3 carajos si le quieren llamar aventura gráfica, película interactiva, o fighting game, porque lo realmente meritorio aquí es que se trata de un producto de puta madre.
    Just Keep calm, and enjoy compadre.

    VA:R_U [1.9.22_1171]
    Karma 0 (0 votos)
  13. Pingback: “Que Telltale haga lo que quiera, pero que no lo llamen matrimonio” | Indiefence

Deja un comentario