Dreamcast: Anatomía de un mito

Diseccionamos el amor incondicional que siente el fandom hacia la última sobremesa de Sega a través de nuestra experiencia personal.

2318631192_f96d4f3b06_b2

Dreamcast es, a grandes rasgos, la consola que le mola a todo el mundo. Mientras que los aficionados al mundo del videojuego debaten acaloradamente cualquier pormenor relacionado con esta santa devoción, éstos se convierten una piña de proporciones bíblicas a la hora de afirmar que Dreamcast es una de las mejores videoconsolas que han existido. Una muestra de amor universal tan desmesurada es digna de reflexión e investigación: ¿Qué tiene esta máquina para encandilar a todo aquel que se le pone por delante? ¿Cómo pudo fracasar una consola así? Tomándomelo muy en serio, decidí tirar por la vía empírica y comprarme una Dreamcast. Esto fue lo que pasó.

 Un grito en la Red

Para ser sincero, el germen de Dreamcast se instaló en mi mente el día en que descubrí una, toda sucia y desvencijada, en un videoclub cercano a casa. Su look plasticosamente atractivo llamó mi atención de inmediato, y las ganas de saber más (y el aburrimiento) me hicieron deambular por los rincones más sórdidos de la Red buscando datos curiosos sobre la vida y obra de la consola. No tardé en dar con Dreamcast.es, la comunidad de habla hispana de Dreamcast más concurrida y activa, donde pude hacerme con una máquina a buen precio y en un estado sensacional. Dreamcast se dirigía hacia mi casa, y era el momento de preparar su llegada.

Lo primero que me vino a la cabeza era hacerme con sus juegos más populares. Ante la imposibilidad de aquirirlos en tienda, y teniendo en cuenta los precios de ciertos juegos del catálogo de Dreamcast, me dispuse sencillamente a descargar unas cuantas ISOS para probar la consola. Porque sí, amigos: Dreamcast no necesita ser pirateada: se traga los CDs sin mayor remordimiento. Según se comenta, ésta fue una de las principales causas de la prematura muerte y desaparición de la consola: las third parties se negaban a desarrollar para una máquina que pusiese tan pocas trabas a la piratería (por no decir ninguna).

4693421882_330e117e4c_b

Esta facilidad a la hora de conseguir juegos me permitió, además de hacerme con los clásicos Dreamcast como Sonic Adventure, Shenmue o Power Stone, acceder a esa parte maravillosamente oscura del catálogo de la consola, ésa en la que solo se adentran los valientes ávidos de experiencias auténticamente marcianas y llenas de claroscuros. Fue así como di con títulos como Segagaga, esa suerte de aventura en la que tienes que salvar a la compañía Sega de la quiebra, o Seaman, ese simulador de mascota marina de aspecto pesadillesco, en el que el pez protagonista tiene rostro humano, concretamente el del productor del juego Yoot Saito. Juego que, por cierto, se controla con un esperpéntico micrófono que se conecta al mando.

Tanteando solo la superficie de ese oscuro fondo abisal que es el catálogo de Dreamcast, uno se hace a la idea de que no estamos ante una videoconsola cualquiera. Sí, también hay Tomb Raider, y juegos de fútbol y FPS, pero… ¿Acaso no están el resto de consolas para ese tipo de juegos?

Concepto estético

Ilusionado, y con la tarrina de CDs aún humeante, me llegó un paquete que contenía mi nueva Sega Dreamcast. Nada más sacarla de su envoltorio, este redactor sufrió un mini síndrome de Stendhal. Parafraseando al gran Bruno Sol, el diseño soviético y plasticoso de Dreamcast me maravilló al instante: su color, sus curvas, su forma compacta y, por todos los dioses, su mando. El pad de Dreamcast es absurdamente grande, con enormes zonas vacías y un hueco que roza el ridículo para introducir la VMU y el rumble pack. Todo muy grande, muy aparatoso, muy espectacular. Al contemplar mi Dreamcast junto a mi PS3 Slim, solo puedo pensar que en cuestiones de diseño hemos ido hacia atrás de una forma preocupante.

El aspecto Fisher Price del mando de Dreamcast encaja perfectamente (nunca mejor dicho) con el de la preciosa tarjeta de memoria de la consola: la VMU. Este microdispositivo maravilló a los muchachicos de la época, con su diminuta cruceta y pantallita LCD. Muchos años después, causó el mismo efecto en mí. Pocas veces he tenido entre mis manos un gadget que fuese tan apetecible como inservible. Aún tengo que probar sus funcionalidades más a fondo, lo que sin duda dará para otro artículo, pero a fin de cuentas… ¿Quién es tan paciente hoy en día como para dedicarle un rato a la VMU? ¿Lo ha sido alguien alguna vez, de hecho?

montajehomer

Tras colocar la consola en su nuevo sitio y observarla en su conjunto, me di cuenta de que el diseño de Dreamcast era algo así como el coche que Homer Simpson diseñó para su hermano: Excesivo a todas luces. Sega intentó que su última consola lo tuviese todo: lector óptico, conexión a Internet, mando con pantalla incorporada, tarjeta de memoria como dispositivo de juego independiente… un auténtico derroche de diseño e intenciones que feneció en pos de PlayStation, una consola que técnicamente no le llegaba a la suela del zapato.

¿Cómo pudo Sony derrotar a Sega de forma tan escandalosa? Muy simple: por su catálogo. Por muchas prestaciones y muchos kilos de precioso plástico que le pongas a una videoconsola, lo que siempre ha contado y contará en este mundillo son los juegos. Dreamcast contó con auténticas joyas sin duda alguna, pero quizás su catálogo era deficiente en variedad y en títulos largos que aprovechar en solitario. La consola de Sega era la reina del género arcade, de la frikada supina y los juegos de peleas, pero las auténticas aventuras que coronaron a PlayStation prácticamente brillan por su ausencia.

onercelen2

Es curioso cómo evoluciona el mundo de los videojuegos. Dreamcast fue una consola que fracasó estrepitosamente en todo el mundo y que, sin embargo, continúa viva quince años después. Su caprichoso y divertidísimo catálogo hacen de ella una videoconsola perfecta para adquirir hoy en día, con la que descansar de las titánicas y rimbombantes aventuras en HD a las que nos enfrentamos con las consolas de nueva generación. Un valor añadido es la fantástica comunidad que hay tras la consola, empeñada día a día en que el legado de la máquina no muera, levantando servidores para jugar a los cuatro títulos online de la consola, chateando a través de la misma, realizando llamadas de voz IP e incluso sacando juegos completamente nuevos a través de la financiación colectiva: en definitiva, haciendo lo imposible para decirle “NO” a la lógica comercial del videojuego.

El mito de Dreamcast tiene mucho sentido para mí ahora. Se trata de una máquina concebida a base de buenas intenciones, condenada a morir por ser radicalmente distinta y no tener cabida en la vida del jugador medio de videojuegos. No obstante, por todo lo que es y por todo lo que le rodea, entiendo algo que me dijeron cuando comenté por Twitter que me había hecho con una Dreamcast:

             “No puedes decir que te gustan los videojuegos y no tener una Dreamcast”

Cuanta razón, amigos, cuanta razón

Esta entrada fue publicada en Artículos y etiquetada , por Ricochi. Guarda enlace permanente.
Avatar de Ricochi

Acerca de Ricochi

Juntaletras reincidente, devorador de RPGs viejunos y amante de lo retro y lo raro, Ricardo lleva ya unos cuantos años empeñado en demostrar, a través de la Red, que los videjouegos son una chorrada que no sirve para nada. Gracias a Juegonautas, por fin está cerca de conseguir su objetivo.

15 pensamientos en “Dreamcast: Anatomía de un mito

  1. De las consolas que más he disfrutado y más satisfacciones me han dado en mi vida de Jugón. La frase “No puedes decir que te gustan los videojuegos y no tener una Dreamcast” es totalmente cierta y se puede aplicara a varias consolas más.

    VA:R_U [1.9.22_1171]
    Karma +1 (3 votos)
  2. Mi adoración a Dreamcast es conocida por muchos. Fui de los que la compraron cuando cayó en desgracia gracias a la insistente sugerencia de unos amigos y no he podido alegrarme más.

    Durante años he disfrutado de juegazos por precios irrisorios, de géneros y títulos que abarcan lo más clásico a lo bizarro. En definitiva, SEGA nos brindó una consola genial, rebosante de buenas e innovadoras ideas.

    Precios ajustados, variedad indudable, innovaciones técnicas… Una máquina que todo gamer que se precie debería, como mínimo, conocer

    VN:R_U [1.9.22_1171]
    Karma +5 (5 votos)
  3. La frase final con la cual te terminaron de convencer para hacerte con una Dreamcast me gusta, pero me parece un poco radical. Personalmente nunca me he sentido especial fetichismo por ninguna consola ni he mirado mucho su apariencia externa, pues poco me importa. Sólo me interesa su interior, y no estoy hablando del hardware sino de algo mucho más espiritual: sus juegos.

    Pero llegados a este punto, y después de probar hace poco joyitas como Shenmue, Crazy Taxi o Power Stone en su máquina original, sólo puedo decir que es una adquisición más que recomendable. Hay auténticas extravagancias y exclusivas que todo jugador debería catar, y la loca Dreamcast es una de las plataformas más divertidas para probar estos juegos en familia.

    VN:R_U [1.9.22_1171]
    Karma +3 (3 votos)
  4. La Dreamcast es atemporal.

    Es una pena que no tenga las videoconsolas que tuve de pequeño, aunque recientemente pude pillar una Megadrive me has despertado el gusanillo por la Dreamcast. ¿Sabes, si no es indiscreción, cómo anda de precio de segunda mano?.

    Gracias.

    VN:R_U [1.9.22_1171]
    Karma +2 (2 votos)
  5. En mi caso me hice con una el año pasado y este año he podido disfrutar de la Joya atemporal llamada Shenmue y he de decir que es un juego que todo juegon debe probar y disfrutar y que a día de hoy aún es disfrutable y jugable.

    Es una consola que en su día no la tuve en cuenta por la tontería esa de que SONY era la mejor y que ahora me arrepiento de no haber disfrutado de sus posibilidades y juegos en su momento, pero para esto sirve la segunda mano y el HAMOR por los videojuegos ;)

    VA:R_U [1.9.22_1171]
    Karma +1 (1 votos)
  6. No está mal el articulo Ricochi para llevar solo unas semanas con la consola, aunque tiras de algún tópico que personalmente creo que no refleja la realidad de Dreamcast. De hecho, estoy completamente convencido de que si sigues explorando el catalogo y concepto de Dreamcast no tardarás en conocer que lo indicado en los tres últimos párrafos tiene poco de real.
    Dreamcast fue el cierre de la vieja usanza a la hora de hacer videojuegos, y Playstation/Playstation 2 el comienzo del videojuego actual, ahí ganó la guerra Sony, en el tema del Marketing, las royalties, las exclusividades, etc…
    Sega casi se arruina con el fracaso de Dreamcast, pero francamente, sigo pensando que los grandes perjudicados con la caída de la marca japonesa hemos sido sus jugadores, aún más que sus accionistas.

    VA:R_U [1.9.22_1171]
    Karma +1 (3 votos)
  7. No estoy tan segura de que realmente el tema del catálogo fuera el motivo de la caída de DC en desgracia. Realmente contó con juegos muy potentes, IPs muy fuertes de Sega. No es lo mismo que el abandono que está sufriendo Vita, por ejemplo. No soy una experta en su tiempo de vida y no conozco detalles a nivel de política de empresa, pero diría que el tema de la piratería tuvo mucho más que ver. Aparte, fue una consola que intentó abarcar mucho y no apretó nada. Que si la conexión a Internet, la VMU, como bien citas (por cierto, hay juegos específicos para VMU, y muchos de ellos que tenían una aplicación para la misma; no veas qué vicio el Chao Garden o como se llamara del Sonic Adventure 2)… Ni ella misma sabía bien dónde estaba su sitio en el mercado, y naturalmente eso confundía a los usuarios de igual modo.

    De todas maneras, no hay mal que por bien no venga, y gracias a este descalabro y a ser tan pirateable podemos disfrutar hoy en día de ella con tremenda facilidad. Yo me sumo a quienes la adoran. Pocas consolas me han hecho pasar ratos tan buenos como ésta, y desde luego ninguna de la generación post-PSX.

    VN:R_U [1.9.22_1171]
    Karma +4 (4 votos)
  8. Es muy buena consola, yo la he tenido! pero personalmente no me convencio del todo… soy mas fan de algunas consolas de Nintendo y de Sony. Sin embargo es una pena lo que le paso en 2001… hubiera sido muy interesante ver hasta donde hubiera llegado con su hardware. Saludos!

    VN:R_U [1.9.22_1171]
    Karma +1 (1 votos)
  9. Vendi mi Psx con una legion de juegos dias antes del lanzamiento de Dreamcast en España para poder comprarme esta nada mas salir a la venta.
    Recuerdo que al principio juegos como Sonic o Ready 2 rumble eran lo maximo a lo que podias aspirar, pero pronto el catalogo se fue ampliando con grandes juegos tanto en el mercado pal como en Japon.
    Soul Calibur, House of the dead 2 o Chuchu rocket (Juego que Sega tuvo el detalle de regalarnos a los compradores de la consola) hacian que mereciese la pena comprarse una Dreamcast.
    Con el tiempo llegaron los pesos pesados como Shenmue o Metropolis Street Racer. Para mi dos juegos no superados a dia de hoy en ningun sistema, por lo menos en lo que a diversion e inmersion se refiere.
    Luego llego el cdboot y pude jugar juegos como Power stone, Kof 99, Street fighter III 3rd strike, space channel y otros muchos que todos conoceis y que hacian que el catalogo de Dramcast fuese una delicia.

    Pero incluso con todo eso, recuerdo que cuando fui al Game a comprar el shenmue, nadie sabia que era eso, ni siquiera el vendedor. La gente estaba cegada con la psx y con el proximo lanzamiento de PS2.
    Quiero decir con esto, que Dreamcast fue casi ninguneada porque mucha gente se habia metido en el mundo de los videojuegos con PSX y no estaban dispuestos a cambiar su consola por otra si esta no se llamaba PS2.
    En verdad no fue Dreamcast la unica fracasada ya que Gamecube y xbox tampoco salieron bien paradas de la competencia con PS2.
    Para colmo de males la Dreamcast se pirateaba con suma facilidad, lo que hacia que las ventas de software cayeran en picado y causa principal de que la consola se fuese al traste.

    Resumiendo, yo creo que la causa de la muerte prematura de Dreamcast no se debe a su catalogo sino al borreguismo del consumidor de la epoca adoctrinado por Sony, a la pirateria que hizo mella en la venta de software y posiblemente a la fama que se habia ganado años antes Sega con su politica de sacar cachibaches sin respaldo por parte de la compañia.

    Yo aun asi disfrute Dreamcast como el que mas y le guardo mucho cariño. En ella pude degustar grandes juegos, pude usar emuladores y pude jugar mi primera partida online en una consola. Toda una delicia mientras mucha gente esperaba a una PS2 que aunque maravillosa no era incompatible con la consola de Sega.
    Me encanta Dreamcast y a dia de hoy sigo disfrutando de ella, aunque no puedo decir que es mi consola favorita por que ese rinconcito de mi corazon lo ocupa Super Nintendo.

    VA:R_U [1.9.22_1171]
    Karma +3 (3 votos)
    • ¿Y el precio? Quizás costaba mucho más cara que la PSX y la gente no quiso arriesgar, ya que todo el mundo hablaba bien de la PSX.

      A parte de que a mi parecer no tuvo mucha publicidad, la prueba la tienes en tu comentario del Game.

      VN:R_U [1.9.22_1171]
      Karma 0 (0 votos)
  10. Lo más grande de Dreamcast y SEGA ,es que lanzaban juegos radicalmente nuevos que ni ellos mismos sabían si funcionarían y salían juegos novedosos e increibles.

    Quien diría que divertiría un juego de Taxis ? CRAZY TAXI
    Quien diría que un juego de Tenis divertiría en aquella epoca ? Virtua Tenis
    Quien diría que llevar un camión fuera tan divertido ? 18 Wheeler

    Enfín esta clase de consolas no existará nunca mas.una compañia que aparte de crear juegos increibles no le importaba el sacar juegos NOVEDOSOS que nadie sabía si funcionarían.

    Hoy en dia eso ya no existe,ni eso ni los juegos Arcade.

    I Love Dreamcast

    VA:R_U [1.9.22_1171]
    Karma +2 (2 votos)
  11. La Dreamcast fue un fracaso comercial en comparación con PS2, pero mientras a la consola de Sony se la evalúa casi siempre como un producto, de la blanquita de Sega se habla como si de una obra de arte se tratara. Tiene un valor intrínseco superior al que pudo haber conseguido por el mero hecho de vender más unidades.

    VN:R_U [1.9.22_1171]
    Karma +4 (4 votos)
  12. Dreamcast es una de mis consolas favoritas y a veces me cuesta explicar el porqué. Cuando era la época de Dreamcast yo seguía con mi PS One y jugaba cuando podía en casa de un amigo hasta que me hice con la mía (fue algo que me ilusionó mucho, tener mi propia Dreamcast).

    VA:R_U [1.9.22_1171]
    Karma 0 (0 votos)
  13. Pingback: Sonic, quién te ha visto y quién te ve - Juegonautas.com

  14. Yo tengo una dreamcast desde que salió al mercado, y todo el que me conoce sabe que es mi consola favorita por encima de cualquiera pasada , presente y posiblemente futura (salvo que salga la dreamcast 2, jejeje). En dos años de vida un catalogo de los más variado, que desde mi punto de vista personal, contenta a cualquier jugador, y sobre todo una variabilidad que estoy de acuerdo con el articulo , actualmente no veo.

    Me suscribo a la frase final del articulo sin lugar a dudas. Pero lo mejor de todo es la comunidad que rodea a esta gran consola, que gracias a ellos aun permanece viva y estoy seguro que aun le queda por crecer.

    Un saludo a todos lo segueros y segueras como yo. :)

    VA:R_U [1.9.22_1171]
    Karma 0 (0 votos)

Deja un comentario