Capitán América Super Soldado

Quien me conoce sabe que soy un asiduo a las tiendas de videojuegos de segunda mano. Cuando me paso por alguno de estos locales mi objetivo suele tener un perfil bastante definido: títulos que siempre despertaron mi curiosida pero que por algún motivo no pude probar en su momento. Hace poco cayó en mis manos Capitán América: Super Soldado, un juego sobre el cual había escuchado buenos comentarios pese al tufo que suelen emanar las adaptaciones de películas a videojuego.Voy a dedicarle unas palabras por si hay en la sala algún indeciso que no sabe si hincarle el diente o no. Al turrón.

baner

Lo único que sabía de este título de Capitán América era que tomaba mucho de la mecánica del sobresaliente Batman: Arkham Asylum. Efectivamente, este juego para la last gen intenta copiar muchas de las virtudes de la saga Arkham, algunas con más acierto y otras con menos.

Lo primero que llama la atención es el sistema de combate, sencillo pero versátil: salto, botón de golpe, botón de agarre y contraataque (este adquirido en las primeras ramas del árbol de habilidades). Con estos comandos se ejecutan la mayoría de golpes, aunque también podemos realizar ataques especiales cuando se llena una barra de concentración: los ataques atroces derriban a la mayoría de enemigos de un golpe (también recuperan vida) y los agarres especiales permiten usar a un enemigo como arma (si tiene un rifle, pasaremos a controlarlo durante unos segundos). El escudo es un añadido interesante: Rogers lo puede lanzar para aturdir a los enemigos (como si fuera el batarang) pero además sirve para bloquear ataques e incluso devolver los proyectiles si se hace en el momento justo (un medidor de instinto indica el momento exacto del impacto). Esta mecánica es una de las más satisfactorias en los combates ya que permite eliminar a algunos enemigos a distancia sin romper el flow de la acción. En cuanto a los combates poco más hay que añadir, ya que el árbol de mejoras tiene sólo 9 habilidades que acaban resultando algo cortas (mejoras del contraataque, rebotes de escudo y golpes cargados).

captain-america-super-soldier-sniper-screen-525x295

Ven aquí, que te acaricio el costillar.

La otra gran similitud con la saga Arkham es el backtracking, es decir, no hay niveles como tal sino un gran mapa sobre el cual es posible volver para descubrir algunos secretos. Pero en esta pincelada metroidvania es donde pincha Capitán América. En los juegos de Batman, la isla entera está a nuestra disposición (con algunas zonas bloqueadas hasta cierto momento, claro está) y moverse por ella resulta fácil e intuitivo. Los acontecimientos guían al jugador muchas veces por los mismos caminos, pero la experiencia es distinta en cada vuelta: Batman tiene un gadget nuevo, una banda de matones está acosando a unos vigilantes, el Jóker ha apostado francotiradores en las torres, Hiedra Venenosa ha invadido la isla con sus plantas mortíferas… Al final todo es siempre nuevo y a la vez familiar, como efectivamente ocurre en los buenos metroidvania.

Capitán América, en su esfuerzo por emular a la saga Arkham, crea un gran castillo que funciona de forma similar a la isla Arkham pero no lo llena de contenido suficiente. No puede camuflar que todo su desarrollo es lineal y que no hay un motivo interesante para volver a ninguna de las zonas que quedaron atrás. La excusa para visitar zonas superadas es simplemente explorar cada rincón para hacerse con todos los coleccionables. Los expedientes Hydra (que lo mismo se encuentran en un escritorio que detrás de un cubo de basura) suben la experiencia para conseguir habilidades y los tesoros desbloquean arte conceptual o películas de propaganda bélica que explican los malvados planes de Cráneo Rojo. También sube la experiencia hacer que todo explote y romper estatuas de gran valor histórico, no sabemos muy bien cómo va esto del vandalismo heróico.

Capitán América vs Lanzallamas

Los lanzallamas son los soldados más duros pero puedes utilizar sus armas a tu favor.

Y ya está, volver hacia zonas visitadas no tiene alicientes más allá de rebuscar en un rincón para conseguir un pequeño premio. Sí, a veces hay algunas patrullas de Hydra dando vueltas y puden suponer un jugoso entretenimiento, pero en general estos tramos se sienten demasiado vacíos. En un intento por añadir variedad, también hay zonas de plataformas a lo Prince of Persia, con muchos saltos y cabriolas, pero tampoco resultan muy interesantes ya que van prácticamente sobre raíles y lo único que podemos hacer es pulsar el botón en el momento justo para movernos más rápido.

Esta aventura del capitán Rogers no relata lo visto en la primera película, pero es un capítulo que podría encajar perfectamente como alguna de las misiones que realiza junto a Bucky y otros comandos especiales. Debe reconocerse el esfuerzo de Sega por ampliar el universo de la película, añadiendo distintos tipos de soldados Hydra, humanos mecanizados, engendros de laboratorio, robores pulp muy locos y un puñado de jefes finales con su pequeño transfondo y motivaciones. Pero lamentablemente todos estos villanos no están a la altura de la puesta en escena que hacen los enemigos de Batman. Por otro lado, las misiones del capi se reducen a ir del punto A al punto B para sabotear una batería antiaérea o rescatar a un rehén y dejan muy poco espacio para las sorpresas.

5302madame_hydra_concept

La plantilla de jefes no es muy amplia pero cumple los cánones pulp: barones pasados de rosca, dominatrix taradas y robots con motores de combustión.

Ah, casi se me olvidaba. Al igual que en Arkham (caray, sí que hay similitudes) además del modo historia el juego incorpora algunos retos. No muchos ni muy difíciles, pero son disfrutables. En general consisten en aguantar un contra oleadas de enemigos o acabar con ellos en el menor tiempo posible, aunque también hay algunos más extraños e imaginativos como una tróspida versión de Pacman.

En líneas generales se puede decir que Capitán América: Super Soldado es un juego correcto, de factura técnica humilde pero con algunas virtudes como un sistema de combate fluido que en el modo difícil puede suponer un reto interesante. No obstante, no es una experiencia jugable profunda y no logra crear momentos memorables.

Un pensamiento en “Capitán América Super Soldado

Deja un comentario