Bombing Bastards: en el espacio nadie puede oir tus explosiones

Ante la ausencia de un peso pesado del mundillo de los videojuegos como es Bomberman, Sanuk Games toma el relevo con Bombing Bastards, un arcade cargado de explosivos, power-ups y enemigos que hacer volar por los aires.

cabecera

Bombing Bastards se basa en las sencillas y bien conocidas mecánicas de la franquicia estrella de Hudson para brindar a los poseedores de Wii U de un arcade capaz de satisfacer a jugadores nostálgicos y hardcore por igual sin por ello dejar de lado la calidad gráfica esperable de un juego programado para una consola actual.

El título de Sanuk Games cuenta con algún que otro detalle capaz de sorprender al más pintado. Para empezar, su propio título parece chocar con lo que cabría esperar de un producto que cuenta con el beneplácito de Nintendo, pero no es la primera vez que esto ocurre y como ejemplo previo podemos mencionar Retro City Rampage DX. Por otra parte, en esta ocasión, nos ponemos del lado de un científico que pretende controlar el universo a golpe de explosivos encarnando a su principal lugarteniente …una trama que tampoco resulta muy habitual entre un catálogo plagado de héroes bonachones como los de la Gran N.

Conquistando mundos

En Bombing Bastards nuestra misión es conseguir a nuestro creador, el Doctor Wallow, el control de cinco planetas mediante el noble arte de arrasar con todo. Nuestra tarea resulta sencilla en teoría, puesto que ni las criaturas que habitan cada mundo ni los entornos que visitaremos nos pondrán fácil alcanzar nuestro objetivo. El planteamiento, que no resulta para nada profundo, sirve al propósito de dar al jugador una razón para volar por los aires pantalla tras pantalla.

La dificultad del juego queda patente desde la primera pantalla y no hace más que incrementar nivel a nivel, llegando a su máximo exponente bajo la forma de los jefes finales. Este factor posibilita que completar el juego, a pesar de contar con sólo 30 niveles, nos ocupe un buen número de horas. Y es que, como no podía ser de otro modo, en Bombing Bastards el menor error de cálculo o un despiste momentáneo nos costará muy caro y obligándonos a reiniciar el nivel. Dada la elevada dificultad que entrañan los enfrentamientos con los jefes, tras fracasar en un par de ocasiones, el Doctor Wallow nos permite continuar avanzando con la condición de volver más adelante a darle jarabe de palo al monstruo de turno, algo que evita frustrarnos en exceso.

Por si esto no fuera suficiente, cada fase cuenta con un sistema de calificación gracias al cual, en función del tiempo que empleemos en completarla, se nos otorgarán de una a tres estrellas. El sistema es similar al de otros juegos como Angry Birds o Farm Heroes Saga, por citar sólo un par de ejemplos. Debido a que las criaturas cuentan con una IA que les hace evitar en la medida de lo posible vagabundear dentro del área de efecto de nuestras bombas, completar Bombing Bastards al 100% constituye todo un reto por sí mismo.

En compañía se explota mejor

De igual manera que el modo para un jugador de Bombing Bastards sigue las premisas marcadas por Hudson con Bomberman, el modo multijugador respeta la esencia del clásico. A pesar de que tendremos a nuestra disposición un buen número de escenarios en los que jugar localmente con hasta otros cuatro amigos y un número variable de robots controlados por la IA, no encontramos un amplio abanico de opciones a configurar. Aún así, resulta entretenido jugar en compañía y los piques por alzarse con las copas que se entregan al último participante que queda en pie están asegurados. Hay que reconocer que el juego soporta todo tipo de controles compatibles con la consola, de modo que mediante Wiimotes (Plus o no), GamePad, Pro controllers y Classic Controllers no es difícil que podamos explotar el modo de juego para cinco personas.

Cuestión de técnica

El apartado gráfico de Bombing Bastards, sin explotar el potencial de Wii U resulta aceptable para un título de la consola. Tanto nuestro personaje como los enemigos que pululan por el escenario cuentan con diseños atractivos y un modelado correcto. Al añadir el diseño de los niveles, el resultado es un producto visiaulmente atractivo. El título de Sanuk Games resulta continuista atendiendo al canon forjado por Bomberman y sus derivados, pero mantiene el nivel esperable.

En cuanto al sonido, tenemos mucho más que comentar. Desde la pantalla de título nos acompañarán remixes de siete melodías de dominio público (que cualquiera podrá reconocer a pesar de no entender mucho de música clásica). Esta banda sonora resulta animada, enérgica y bastante entretenida aunque tal vez otro tipo de melodías podrían resultar más adecuadas, estos temas clásicos cumplen su función.

Bombing Bastards 6

Los efectos de sonido son los esperables en un título de estas características destacando, junto a las explosiones, el doblaje del Doctor Wallow quien  cuenta con hasta 10 minutos de doblaje plagado de todo tipo de comentarios sarcásticos (y algo sádicos). Bombing Bastards llega completamente en inglés, pero debido a la sencillez de su trama, tanto las líneas de texto como los diálogos no resultan imprescindibles para disfrutar de la experiencia de juego …aunque sí que nos perderemos los múltiples chascarrillos del particular sentido del humor del Doctor.

El punto más criticable respecto al apartado sonoro es su total ausencia en el Wii U GamePad. Podemos jugar con toda tranquilidad en la pantalla del mando como con cualquier juego con funciones Off-TV, pero a pesar de que el resto de funciones se reproducen sin problema alguno, la música y efectos no se encuentran habilitados. Es de esperar que, por medio de un parche, esto sea corregido en el futuro puesto que jugar sin sonido simplemente no resulta recomendable.

BOOOOM!!!

Bombing Bastards constituye un buen título arcade que añadir a nuestras colecciones digitales en Wii U. La necesidad de repetir (casi hasta la saciedad) los niveles en los que nos atasquemos requiere por parte del jugador una cierta capacidad de tolerancia a la frustración pero, en general, la experiencia de juego resulta recomendable. Aquellos que piensen que los juegos de hoy en día resultan excesivamente sencillos pueden encontrar en el título de Sanuk Games un reto a la altura de sus expectativas.

La generación aleatoria de los niveles cada vez que los iniciamos impide que simplemente memoricemos una ruta para completar una pantalla, mientras que los enfrentamientos con los bosses exprimen al máximo nuestra habilidad y reflejos, resultando muy gratificante el derrotarlos. Por su parte, el modo multijugador nos brinda partidas rápidas y frenéticas contra múltiples adversarios; tal vez sea un modo de juego algo más simple de lo deseable pero cumple su función a la perfección. Bombing Bastards no resulta un título innovador en su género, pero es un digno representante dentro del catálogo de Wii U que no defraudará a los amantes de las explosiones y los retos.

Un pensamiento en “Bombing Bastards: en el espacio nadie puede oir tus explosiones

  1. Pingback: Bombing Bastards: en el espacio nadie puede escuchar tus explosiones - Gameret.com

Deja un comentario